Wednesday, January 02, 2008


MAR SIN ORILLAS
Ha llegado la mañana después de una noche de la que el sueño apenas formó parte. La casa está penetrada de luz blanca. El desorden de los días de fiesta se me hace acogedor. Miro afuera y todo aparece diluído en la misma blancura. La escarcha, el cielo y el aire mismo son un todo indistinguible que entra, como la paz y la alegría, sin llamar a la puerta. Pleno invierno. Pero suena el "verano" de Vivaldi. Deseo poner mi fe en la sabiduría del caos, imaginando que se ríe de nuestra idea de lo caótico. Me gusta el tic-tac de los relojes, pero ahora, precisamente ahora, me gusta mucho más que no suene ninguno, porque eso da juego a mi juego de descreer del tiempo. El verano está en mí en este momento, como lo está cualquier estación que yo elija. Por eso, puedo volver a escribir, como si no lo hubiera escrito nunca o como si lo hubiera escrito siempre:
Estábamos.
Éramos la desnudez desarropada de pasado y futuro
y cada poro
de nuestra piel era una boca abierta
dispuesta a recibir las lluvias de todas las tormentas.
Desnudamente confiados
mientras el sol se repartía
en cada gota de sudor gozoso.
Gozosamente inmunes
a cualquier tiempo que no fuera el presente.
Comienza un año. Vendrán días. Unos se llenarán de sol, otros de lluvia, tal vez de nieve. Me arroparé con un jerséi o con un abrazo. Beberé té frío en el calor implacable de esta tierra. Pero ahora sólo me interesa el relato de un mar imaginario, de ese mar interior que no sabe de tiempos ni puntos cardinales.

22 comments:

Ana di Zacco said...

Brindo porque las estaciones sigan flotando en tu paz interior, Quantum.
2008 besos.

Escriptorum54 said...

Cada vez que te leo me dejas con una cierta, no sé, desazón. Es como si miraras en mi interior y supieras cómo funciona mi reloj.

Pero no me asusta que lo hagas.

Un abrazo muy grande y mi deseo de que 2008 sea feliz.

FRAC said...

Comienzas el año con una sonrisa.
Y el relato de un mar sin orillas, imaginario, interior. ¡Perfecto!
En tu post se entrevé un mundo, que despierta vivamente mi curiosidad. Yo también ando resistiéndome a la realidad de los puntos cardinales y temporales, medio colgada de cuerdas sensitivas...

Salutacions!

fgiucich said...

Ese mar interior que entronizamos en nuestros días de largo pensar, ahì donde el caos nos muestra el reflejo de los relojes mudos, del verano lejano y añorado. Es el momento preciso para encontrarnos con nosotros mismos y querernos en el silencio de la mañana. Abrazos.

artedesantiago said...

La sabiduría del caos, lo que es muy cierto, ya que somos imberbes frente al Universo y su gnosis, el logos casi inalcanzable, afuera de la piel, y en el mundo interior.
Muy bello amiga
Un abrazo

Ciclopa said...

Sin tiempos, sin grietas,
un saludo

meridiana said...

El caos es sabio, seguramente. Hay que descreer del tiempo, y de las orillas del mar...
Bellìsimo texto.

Saludos y felicidades!!
Liliana.

(j.g.) said...

El eterno presente de la pasión, QUANTUM, que trasciende la vulgaridad de la duración del tiempo lineal y rescata algo, con sabor a eternidad.

Ana (...) said...

Agradezco tus palabras. Calma se respira aquí en tu casa, en imágenes y en letras.
Nos vamos viendo. Saludos.

LATIDOS URBANOS said...

Querida Quantum, no podía dejar de pasar a dejar un gran abrazo y mis mejores deseos para este nuevo año. Medio atrasado pero llegó jeje

Nos leemos

saudade said...

He llegado por aquí sin quererlo, y me han conquistado tus palabras.

Te visito :)

mandarina azul said...

Felices venideras estaciones, querida Zipi, y felices estancias sin puntos cardinales.
¡Precioso tu mar sin orillas!

:)

MaiI Imagine Photographers said...

UUUmmm...te he leido con los poros abiertos, tranquilamente, sin prisa...esa que aveces la ansiedad me marca...me ha parecido percibir una sensación de paz y anarquia interior paseando por un paisaje despues de una batalla...pero cuando la yerba ya ha crecido y las brumas desaparecido. Ha sido un placer leerte
mols petóns

Belu said...

APLAUSOS... ME ENCANTO.



BUENA VIDA!

Nepkaina said...

Que buena imagen la del mar sin orillas en su devenir puramente caotico de las estacoines e imaginarse que rie de esta idea...

Me encantaron estas lineas, besos.
Misael

Robin said...

Me emociona tu despertar al sentimiento de verano en el alma, a la luz optimista, al prodigioso caos que capacita para partir de nuevo sobre el corcel del mundo.

Estábamos
y estamos…
y seguimos exentos del sabor amargo
a poco que un rayito de sol se insinúe entre las nubes.

¡Qué los magos sean muy generosos durante todo el año!

Y mi beso mágico…para esta noche…

Rafa León said...

Yo también te voy leyendo poco a poco. Has sido todo un descubrimiento. Preciosos tus haikus y deliciosa y esperanzadora tu "metamorfosis".

Abrazos.

Sintagma in Blue said...

...el corazón de las cosas.

besos in blue, niña-sol

leonardo asimov said...

Palabras generosas...generantes...vivas.Sanadoras. Con la virtud de resucitar recuerdos y suscitar nacimientos breves. Preñadas de espontánea sabiduría. Manejas el lenguaje con magia y la imágen con suspenso. Luces bella en ambos lados. Ya estás desnuda con palabras y nos sonríes desde el espejo. La luz fascinante de tu femineidad inteligente y creativa ilumina las letras con un creciente ritmo que insinúa vientos huracanados tras la calma. Que bueno compartir visiones del mundo contigo, libres de la estúpida telaraña cotidiana que mantiene nuestro alado ser enredado en fruslerías sin sentido. Sigo con Bach, aunque me place mucho Vivaldi. Y feliz de verte sonreír.

Dédalus said...

Qué bonito, Quantum! Lo que has escrito es realmente bello. Tan cuajado de imágenes, tan entreverado de sensaciones, me ha llegado ahí donde dice Elèna en su comentario: bien al interior, a ese lugar recóndito en el que suelo vivaquear, cuando necesito refugiarme del mundo.

Ha sido un placer, leerte. Con todas las letras.

Besos, amiga.

Isa S.B said...

Tus letras destilan una marejada de felicidad, me alegre saberte tan radiante.
Saludos y ¡feliz 2008!

Abril Lech said...

Volvemos -algunas mujeres- de esas noches donde el sueño no fue parte del encuentro -afortunadamente- de esa manera liviana y tierna que convierte en maravillloso hasta lo que ayer nos molestaba.
Entonces las cosas cambian de sitio reubicándose a causa de la magia de la noche compartida. Y el caos es orden. Y el tiempo una convención ideológica capaz de transformar cualquier invierno. Y el espacio es solamente aquel que media entre uno y el otro.

Lo se porque te leo y me veo, regresando de una de esas mágicas, increíbles y regaladas noches en las que uno recibe agradecido "las lluvias de todas las tormentas". Lo se porque acaso no ha sido hace tanto tiempo y lo tengo presente aún en la piel.

Son también, por qué negarlo, noches tramposas que parecen transformar la realidad de tal manera que palpamos lo imposible como si fuera real.

Pero aún cuando en unos días el hechizo desaparezca... ¿quién nos roba lo vivido? ¿Y quién desprecia lo inspirado? Que de paso ha quedado bellísimo.

Me alegro desde el alma. Todos nos lo merecemos! Sólo que me parece que nosotras por algún extraño sincronismo solemos coincidir en los tiempos. De merecer.

:-)

Besos!!!